13.1 C
Murcia
lunes, marzo 4, 2024

líderes religiosos llaman a trabajar juntos para sanar al mundo herido europahoy.news


El Papa Francisco también se encuentra entre los firmantes de la declaración de los representantes de distintas confesiones reunidos en Dubái con motivo de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima. El documento reclama un mayor compromiso de políticos, gobiernos y empresas para acelerar la transición energética sin «dejar atrás» a nadie, empezando por las comunidades más vulnerables.

Benedetta Capelli – Ciudad del Vaticano

Compromiso y esperanza: sobre estas dos pistas discurre la declaración de los líderes religiosos para la Cop28 en Dubái. Un documento, firmado, entre otros, por el Papa Francisco, que reafirma la unidad, la responsabilidad compartida y la fraternidad entre todos para actuar con el fin de alcanzar el objetivo de reducir la temperatura de la tierra en 1,5 grados para 2030, pero también para apoyar a las comunidades afectadas por el cambio climático.

Representantes de diferentes religiones y tradiciones indígenas, a través del diálogo con científicos, eruditos religiosos, académicos, organizaciones de mujeres, jóvenes, sociedad civil, líderes empresariales y responsables de políticas medioambientales reunidos en Abu Dhabi, expresan su pesar por lo que se está viviendo, reconociendo también «las conexiones entre el cambio climático, la migración, los conflictos, pero también el papel potencial de las personas de fe como pacificadores medioambientales».

Llamamiento a la acción

El documento pide respuestas urgentes para acelerar la transición energética garantizando «la equidad y la justicia», invitando a las personas a adoptar un modelo circular para vivir «una vida equilibrada y digna en armonía con la naturaleza». A continuación, el llamamiento a las empresas para que cambien los combustibles fósiles por fuentes de energía limpias; el llamamiento a los gobiernos para que promuevan una agricultura sostenible que garantice plenamente la seguridad alimentaria y la protección de los ecosistemas. «Nadie debe quedarse atrás», reza el texto, «las necesidades de todas las personas, especialmente los niños, las comunidades vulnerables que se enfrentan a desastres y conflictos, los jóvenes, las mujeres y los pueblos indígenas, así como los animales y la naturaleza, deben estar en el centro de nuestros esfuerzos. Para ello es crucial activar mecanismos financieros que aborden las pérdidas y los daños, especialmente en las partes más vulnerables del mundo.

El Papa firmó la declaración interreligiosa para la acción por el clima

Por un futuro diferente en armonía con la Tierra

A continuación, los líderes religiosos se comprometen a cambiar sus pautas de consumo y a promoverlas, a alzar la voz en defensa de la biodiversidad y la conservación de la vida salvaje, a defender la igualdad y los derechos de los pueblos indígenas, «defendiendo la sabiduría ancestral que se entrelaza con el bienestar de la Tierra». «Mientras nos encontramos al borde de la historia, considerando la gravedad de los retos a los que nos enfrentamos colectivamente, seamos conscientes del legado que dejaremos a las generaciones venideras. Imploramos encarecidamente a todos los responsables de la toma de decisiones reunidos en Cop28 que aprovechen este momento y actúen con urgencia, tejiendo un tapiz de acción compartida y profunda responsabilidad».

De ahí deriva la petición de una acción rápida, «colaborativa y decidida para sanar nuestro mundo herido y preservar el esplendor de nuestra Casa Común». Una forma de devolver la esperanza a las generaciones futuras y «emprender este viaje hacia un futuro de resiliencia, armonía y florecimiento para toda la vida en la Tierra».



Europa Hoy Noticias

Artículos relacionados

SÍGUENOS!

6SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad - spot_img

Últimos artículos