24.8 C
Murcia
jueves, febrero 22, 2024

Los crímenes de guerra se intensifican: investigadores de derechos humanos de Myanmar

“La frecuencia y la intensidad de los crímenes de guerra y de lesa humanidad no han hecho más que aumentar en los últimos meses”, afirmó Nicholas Koumjian, jefe del equipo de investigación, formalmente conocido como Mecanismo de Investigación Independiente para Myanmar (IIMM).

‘Bombardeos descarados’

En su discurso en el foro de Ginebra, describió “bombardeos aéreos y bombardeos indiscriminados aún más descarados, que resultaron en la muerte de civiles inocentes, incluidos niños. También hemos visto un aumento de las ejecuciones de combatientes y civiles capturados y de incendios intencionales de casas y pueblos”.

Al enumerar una serie de violaciones adicionales que incluyen tortura, violencia sexual y arrestos, el Sr. Koumjian destacó la falta de debido proceso y de rendición de cuentas por crímenes de guerra, particularmente dentro del ejército de Myanmar.

El desarrollo sigue una apelación de la ONU Secretario General António Guterres a los gobernantes militares de Myanmar que tomaron el poder mediante un golpe de estado el 1 de febrero de 2021 para “escuchar las aspiraciones de su pueblo, liberar a todos los presos políticos y abrir la puerta a un retorno al gobierno democrático”.

Pruebas e información

“Seguimos enfrentando el desafío de no tener acceso a Myanmar. Las autoridades militares han ignorado nuestras repetidas solicitudes de información y acceso”, dijo el Sr. Koumjian al Consejo de Derechos Humanos.

Delegaciones como la Unión Europea, Finlandia, Canadá y Costa Rica condenaron la violencia, mientras que muchos otros países instaron a la junta militar a permitir el acceso del IIMM al país.

Entre los 47 Estados miembros del Consejo, China, Irán y Rusia subrayaron el principio de soberanía nacional en materia de intervención exterior.

A pesar de la falta de acceso físico a Myanmar, el jefe del equipo de investigación destacó el nivel de información sin precedentes e imprevisto que se había recopilado, facilitado tanto por testigos como por tecnología moderna.

«Ninguno de nuestro trabajo sería posible sin el coraje y el compromiso de muchas personas y organizaciones que nos brindan información», dijo el Sr. Koumjian.

Entendemos que este Consejo no creó nuestro Mecanismo para simplemente almacenar pruebas”, continuó, enfatizando que las pruebas han sido compartidas con la Corte Internacional de Justicia (CIJ), la Corte Penal Internacional (CPI) y en Argentina, donde se están llevando a cabo procedimientos penales internacionales en torno a crímenes contra los rohingya.

Minoría perseguida

El Mecanismo continúa investigando activamente la Violencia que provocó el desplazamiento a gran escala de los rohingya. de Myanmar en 2016 y 2017.

“Hemos recopilado pruebas convincentes de la quema generalizada de aldeas rohingya y de los ataques y asesinatos de civiles. Me han horrorizado especialmente los numerosos relatos de delitos sexuales que hemos recopilado”, dijo el Sr. Koumjian al Consejo.

El mes pasado, el jefe de derechos humanos de la ONU, Volker Türk marcó el sexto aniversario del inicio de una ofensiva masiva por parte del ejército de Myanmar contra la minoría mayoritariamente musulmana en el estado de Rakhine, reiterando el llamado a la justicia después de que cientos de miles de rohingya fueron expulsados ​​de sus hogares por las fuerzas de seguridad.

Se cree que unos 10.000 hombres, mujeres, niños y recién nacidos rohingya fueron asesinados, más de 300 aldeas fueron incendiadas y más de 700.000 personas se vieron obligadas a huir a Bangladesh en busca de seguridad, uniéndose a decenas de miles que huyeron de persecuciones anteriores.

El lunes, en el Consejo, países como Bangladesh se hicieron eco del llamado anterior del Sr. Türk para un regreso sostenible de los rohingya a su tierra natal.

«El pueblo de Myanmar está sufriendo profundamente los efectos de estos horribles crímenes que continúan», afirmó Koumjian. “Me gustaría que supieran que el Mecanismo está comprometido a hacer justicia para ellos y centrar todos nuestros esfuerzos en garantizar que algún día los perpetradores rindan cuentas”.

los investigadores

El Birmania equipo de investigación fue creado por la ONU Consejo de Derechos Humanos en 2018 y entró en funcionamiento en agosto del año siguiente.

Su mandato es reunir pruebas de los crímenes internacionales y violaciones del derecho internacional más graves y preparar expedientes para el procesamiento penal, utilizando la información que le entrega el Misión internacional independiente de investigación sobre Myanmar.

El Mecanismo está compuesto por personal profesional y administrativo imparcial y experimentado. No tiene policía propia ni fiscales ni jueces propios.

Publicado originalmente en The European Times

Artículos relacionados

SÍGUENOS!

6SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad - spot_img

Últimos artículos