24 C
Murcia
jueves, septiembre 21, 2023

La seguridad en el este de la RD Congo continúa empeorando, escucha el Consejo de Seguridad

“Hasta ahora, el alto el fuego entre el M23 y las FARDC se ha mantenido relativamente bien y ha contribuido a algunas ganancias de seguridad”, dijo el subsecretario general de la ONU para África Martha Pobee.

“La relativa calma en el territorio de Rutshuru, por ejemplo, permitió que más de 45.000 personas del grupo Bishusha regresaran a casa”, dijo.

Señaló, sin embargo, que la retirada del territorio del M23 ha sido “fragmentario, táctico y político.”, mientras que el grupo armado todavía controla gran parte de Masisi y Rutshuru, junto con el movimiento de personas y bienes en estas áreas.

Además, su “reposicionamiento ofensivo en las últimas semanas” hace temer que las hostilidades puedan reanudarse en cualquier momento.

Desarmar M23

Aplaudió los esfuerzos de los líderes regionales para involucrar a las partes involucradas en la implementación de las decisiones de la Hoja de Ruta de Luanda y el proceso de Nairobi. Reiteró la disposición de la misión de la ONU en la RDC, MONUSCOpara respaldar a las autoridades congoleñas con el “pre-acantonamiento y desarme” de la poderosa fuerza rebelde.

La Sra. Pobee dijo que le complacía observar que la semana pasada, la MONUSCO, la Fuerza Regional de la Comunidad de África Oriental y el Mecanismo Conjunto de Verificación ampliado habían emprendido una misión de reconocimiento a la base de Rumangabo, para evaluar las condiciones para iniciar en serio el proceso de desarme y desmovilización del M23.

“Para que estos esfuerzos den sus frutos, es urgente que el M23 se retire por completo de los territorios ocupados, deponer las armas incondicionalmente y sumarse al Programa de Desmovilización, Desarme, Recuperación y Estabilización Comunitaria”, agregó.

Señaló que los avances en materia de seguridad en Kivu del Norte son frágiles y se ven ensombrecidos por el deterioro de la situación en la provincia de Ituri, que ha sufrido el vacío de seguridad creado por el redespliegue de las FARDC en Kivu del Norte.

Más de 600 personas han muerto por grupos armados en los últimos tres meses, siendo CODECO, las milicias zaireñas y las ADF, los principales perpetradores de estas atrocidades.

El alto funcionario de la ONU instó a todos los grupos armados a “cesar las hostilidades” y pidió el redespliegue de las fuerzas de seguridad nacional, particularmente en Ituri, para restaurar la autoridad del Estado.

En respuesta a la actual inseguridad en el este de la RDC, la MONUSCO sigue “haciendo todo lo posible para cumplir su mandato de proteger a los civiles”. En Beni, Bunia, Bukavu y Goma, los talleres apoyados por la Misión aliviaron las tensiones y fortalecieron la capacidad local para responder mejor a los desafíos de seguridad, incluida la desinformación. Al mismo tiempo, la Misión brindó protección física directa a los civiles.

Hasta la fecha, entre 50.000 y 70.000 desplazados están siendo protegidos por las fuerzas de MONUSCO en el sitio de Roe, ubicado en el territorio de Djugu, Ituri.

Martha Ama Akyaa Pobee, Subsecretaria General para África en los Departamentos de Asuntos Políticos y de Consolidación de la Paz y Operaciones de Paz, informa a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU.

Crisis a menudo ignorada

La inseguridad en el este de la RDC siguió alimentando una crisis humanitaria de larga data a menudo ignorada por la comunidad internacionaldijo la Sra. Pobee.

Se estima que 6,3 millones de personas han sido desplazadas dentro del país y, desde marzo de 2022, más de 2,8 millones han huido de sus hogares en las provincias de Ituri, Kivu del Norte y Kivu del Sur debido a la inseguridad.

Actualmente, alrededor del 28 por ciento de la población de Kivu del Norte y el 39 por ciento de la población regular de Ituri están desplazados.

Esta situación se ha visto agravada aún más por la inflación, las epidemias y los desastres naturales, incluidas las inundaciones del mes pasado en el territorio de Kahele en Kivu del Sur, que mataron a más de 470 personas y dejaron miles de desaparecidos. Al mismo tiempo, casi 26 millones de personas, más de una cuarta parte de la población, enfrentan inseguridad alimentaria en la RDC.

El alto funcionario de África expresó especial preocupación por el creciente número de mujeres y niñas que se están volviendo víctimas de violencia de género y explotación sexual. La violencia de género aumentó un 2,3% en todo el país y en 73 por ciento solo en la provincia de Kivu del Norteen comparación con el mismo período del año pasado.

Dijo que la respuesta humanitaria está muy por debajo del nivel de necesidad sin precedentes, y dio la bienvenida al inicio de una respuesta ampliada en todo el sistema en el este de la República Democrática del Congo durante un período inicial de tres meses.

Bolsas de inestabilidad

Además de los desafíos humanitarios y de seguridad en el este, focos de inestabilidad han resurgido en el oeste y el sur del país. La violencia persistió en las provincias de Mai-Ndombe, Kwilu y Kwango, y se ha extendido a Maluku en la provincia de Kinshasa, dijo la Sra. Pobee. También se informó de tensiones y violencia en Kindu, Tshopo y Katanga.

Instó a las autoridades a hacer que los perpetradores rindan cuentas y tomar medidas para fortalecer la cohesión social a fin de preservar la estabilidad en estas áreas.

Continúa el discurso de odio

Dijo que estaba particularmente alarmada por “la restricción del espacio cívico y el aumento del discurso de odio” y expresó su preocupación por los informes de un aumento de la violencia contra las mujeres líderes y activistas políticas.

Con respecto a salida programada de la misión de mantenimiento de la paz MONUSCO, dijo que era necesario “mantener el rumbo por un transición ordenada, gradual y responsable“.

“La salida de la MONUSCO está planificada y se están dando los primeros pasos en varias áreas. Sin embargo, la retirada de la MONUSCO no debe comprometer la protección de los civiles. Debemos evitar crear vacíos de seguridad”, dijo.

“Una transición ordenada y responsable depende de la capacidad de las fuerzas de seguridad nacional para desplegarse y responder de manera efectiva donde la situación de seguridad lo requiera”, insistió.

Enlace fuente

Publicado originalmente en The European Times

Artículos relacionados

SÍGUENOS!

4SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad - spot_img

Últimos artículos