12.4 C
Murcia
domingo, marzo 3, 2024

La Iglesia Ortodoxa Rusa no tendrá comunión eucarística con el nuevo jefe de la Iglesia de Chipre


El 16 de marzo, la Iglesia rusa, por decisión de su sínodo, rompió la comunión con el nuevo jefe de la Iglesia de Chipre, el arzobispo George, y con aquellos de sus jerarcas que “entran en comunión eclesiástica” con la Iglesia ortodoxa de Ucrania. Así se desprende de una decisión anunciada en el sitio web oficial del Patriarcado de Moscú, que establece que la Iglesia rusa no incluirá en su díptico al nuevo jefe de la Iglesia de Chipre, ni habrá comunión eucarística y de oración con él y los demás. Jerarcas chipriotas que “han entrado o entrarán en comunión eclesiástica” con la Iglesia ortodoxa autocéfala de Ucrania, a la que no reconocen.

En la práctica, esto significa romper las relaciones eclesiásticas con la Iglesia de Chipre, ya que la negativa a mencionar durante la Eucaristía al superior de una iglesia local significa romper la comunión con ella. La República de China no reconoce esto, afirmando que rompió la comunión eucarística solo con personas específicas, incluidos los superiores, y no con toda la iglesia local, lo cual es imposible desde un punto de vista canónico.

Hasta el momento, el Patriarcado de Moscú ha roto relaciones con el Patriarcado Ecuménico, declarando que los templos y monasterios bajo su episcopado son “sin gracia”, y reconociendo la ruptura parcial de la comunión con el Patriarcado de Alejandría y la Iglesia de Grecia solo en relación con sus superiores. y “obispos que reconocen la autocefalia ucraniana”.

En el último año, sin embargo, la Iglesia Ortodoxa Rusa abrió su “exarquía” en África y organizó una “misión” entre los sacerdotes y parroquias del Patriarcado de Alejandría, instándolos a romper con él, ya que es “desgraciado”. En la práctica, esto contradice su posición oficial de que la ruptura de la comunión es “parcial” solo con respecto al jefe del patriarcado.

El Patriarcado de Alejandría envió una carta canónica a todas las iglesias ortodoxas locales para informarles de las acciones no canónicas del Patriarcado de Moscú y obtener su apoyo. Desafortunadamente, la mayoría de los líderes de la iglesia, impulsados ​​por consideraciones “diplomáticas”, no condenaron esta acción claramente anticanónica de la República de China por temor a estropear sus relaciones con Moscú. El Santo Sínodo de Bulgaria también remitió el caso a la Exarquía Rusa en África para que su comisión canónica lo “aclare”.

La lógica del comportamiento eclesiástico ruso en el último año sugiere que la apertura de un “exarcado ruso en el norte de Chipre” es posible en un futuro próximo, es decir, en la no reconocida República Turca del Norte de Chipre, donde hay una gran diáspora rusa.



The European Times

Artículos relacionados

SÍGUENOS!

6SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad - spot_img

Últimos artículos